Tamaño de texto A - A+

Consulte a su profesional de la salud visual por las lentes de contacto para corregir la presbicia más adecuadas para usted.


La presbicia es un cambio natural del ojo que hace que la visión de cerca se vuelva borrosa, por lo que resulta difícil enfocar la vista para realizar actividades como leer, usar un teléfono celular o trabajar en la computadora. No es una enfermedad ni un defecto; de hecho, es muy frecuente con la edad.

 

¿Cuál es la causa de la presbicia?


En las personas jóvenes, el cristalino del ojo es blando y flexible y cambia rápidamente de forma para enfocar las imágenes desde diferentes distancias. A medida que envejecemos, el cristalino del ojo se endurece y pierde elasticidad. Al perder elasticidad, el ojo también va perdiendo su capacidad para enfocar los objetos cercanos.

 

presbicia

Síntomas de la presbicia


Es habitual que las personas confundan los síntomas de la presbicia con los de la hipermetropía. 


Sin embargo, sus causas son diferentes: la hipermetropía es consecuencia de una deformidad del globo ocular, mientras que la presbicia se debe a la pérdida de flexibilidad del cristalino.


El síntoma revelador de la presbicia es la visión borrosa al leer, coser, usar un teléfono celular o realizar cualquier actividad que requiera utilizar la visión de cerca.


Tratamiento de la presbicia


Hay numerosas opciones para el tratamiento de la presbicia, incluido el uso de lentes de contacto. Las recientes tecnologías permiten que las personas que empiezan a tener presbicia sigan utilizando lentes de contacto, en lugar de tener que cambiarse a anteojos bifocales o anteojos de lectura. 

Los tratamientos habituales para la presbicia incluyen:

  •  Lentes de aumento
  • Anteojos bifocales o progresivos
  • Anteojos de lectura
  • Lentes de contacto: Bausch + Lomb cuenta con una amplia gama de productos para cubrir esta patología. Consulte con un profesional del cuidado de la visión cuál es el indicado para usted. 

Tratamiento de las cataratas y la presbicia


Existe la posibilidad de la colocación de un implante de cristalino artificial que, a diferencia de la lente intraocular estándar, puede tratar tanto las cataratas (una opacidad o endurecimiento del cristalino) como la presbicia (pérdida de visión de cerca e intermedia) en una persona. Muchos pacientes rara vez vuelven a llevar anteojos tras la cirugía. Esto se consigue recreando una acomodación similar a la del cristalino natural del ojo.

Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.

Fotografía cortesía del National Eye Institute, National Institutes of Health.