Tamaño de texto A - A+

irritated-eye-lg

En ocasiones, el párpado simplemente sufre un espasmo. Rara vez causa molestias, pero puede ser irritante. La mayoría de las veces, uno se pregunta si hay realmente algo que vaya mal. Por lo general, no es así.

El blefaroespasmo idiopático (o espasmos palpebrales) consiste en la aparición de movimientos musculares involuntarios en uno o ambos párpados.

Los casos leves son muy frecuentes, muy similares a los espasmos musculares leves que la mayoría de las personas experimenta en brazos o piernas. Los casos extremos -que sólo se producen en una de cada 20.000 personas- pueden ser mucho más graves, con espasmos intensos que básicamente obligan a cerrar el ojo. En esos casos, los espasmos pueden ramificarse a otras áreas del ojo, como las cejas, la boca o el cuello.


¿Cuál es la causa del blefaroespamo?


Los investigadores han propuesto diversas causas, como desviación de la actividad cerebral, ojos cansados, exceso de cafeína, síndrome de abstinencia de ciertas drogas, estrés, irritación u ojo seco. Sin embargo, en la mayoría de los casos se desconocen las causas del blefaroespasmo.


Síntomas del blefaroespasmo


Entre los síntomas del blefaroespasmo se destacan:

  • Parpadeo excesivo de los ojos
  • Movimientos musculares involuntarios alrededor de los ojos
  • Sequedad de ojos
  • Sensibilidad a la luz
  • Ojos cansados



Tratamiento del blefaroespasmo


En los casos leves se presentan espasmos palpebrales aislados que desaparecerán espontáneamente. Un suave masaje del párpado afectado puede ayudar a relajar el músculo y minimizar los espasmos. También pueden usarse colirios si el ojo seco es uno de los factores que contribuyen a los espasmos.Las formas crónicas pueden tratarse del modo siguiente:

 

  • Inyecciones faciales: las inyecciones se administran para causar una parálisis localizada en torno al área afectada. En la mayoría de los casos, los ojos responden de inmediato y se produce un alivio de los síntomas hasta la siguiente inyección. La pauta habitual de administración de las inyecciones es de una cada tres meses, pero esta frecuencia varía de un paciente a otro. 

  • Extirpación quirúrgica de los músculos alrededor de los párpados: este método sólo se utiliza en casos graves, cuando los pacientes no responden a otras formas de tratamiento. 

Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.