Tamaño de texto A - A+

Factores de riesgo para la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)

Aunque tomar vitaminas para los ojos es una forma eficaz de ayudar a preservar la visión y proteger los ojos, puede haber algunos factores de riesgo que escapen a su control. Pese a no poder controlarlos, debe conocerlos.

Tenga presentes los siguientes factores:


Edad -- Según los expertos en la visión, la edad es el principal factor de riesgo de la DMAE. A los 50 años, el riesgo de tener DMAE es sólo del 2%, pero este porcentaje aumenta hasta casi el 30% a los 70 años.

Antecedentes familiares -- Si tiene un pariente consanguíneo con DMAE, tiene mayor riesgo de desarrollarla.

Sexo -- Las mujeres pueden ser más propensas a desarrollar DMAE que los hombres.

Raza -- Las personas de raza blanca tienen más probabilidades de padecer DMAE.


Minimice el riesgo de desarrollar DMAE:


Vigile el colesterol - Las personas con niveles elevados de colesterol en sangre pueden tener un riesgo mayor. Si tiene un nivel alto de colesterol, consulte con su médico cómo bajarlo.

Mantenga baja la tensión arterial - Una mala circulación de la sangre debido a una tensión arterial elevada y otras enfermedades relacionadas con el corazón puede reducir el aporte sanguíneo a los ojos y contribuir a la progresión de la DMAE.  Si le diagnostican tensión arterial alta, informe a su oftalmólogo.

Deje de fumar - Esta es otra razón para dejar de fumar. Fumar puede incrementar el riesgo de DMAE.

Siga una dieta equilibrada - Un aporte insuficiente de antioxidantes, el consumo de alcohol y el consumo de grasas saturadas pueden provocar reacciones de los radicales libres que dañen la mácula.

Protéjase del sol - Use anteojos de sol. Una exposición acumulada significativa del ojo a la luz solar puede aumentar el riesgo de DMAE.

Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.