Tamaño de texto A - A+

El estrabismo se produce cuando los ojos de una persona no pueden alinearse en el mismo punto al mismo tiempo y parecen estar mal alineados o apuntando en diferentes direcciones.

Por lo general, esto se debe a la debilidad de los músculos en uno o ambos ojos. El ojo débil se desviará hacia la nariz, alejado del objeto en el que debería enfocarse. El ojo que se desvía del objetivo puede ser el mismo en todos los casos, o puede ser un ojo distinto cada vez.

En los estadios iniciales el estrabismo puede causar desorientación o visión doble, porque los ojos no se alinean juntos. Un niño pequeño con estrabismo rechazará inconscientemente la imagen del ojo incorrectamente alineado y es posible que las conexiones nerviosas relacionadas entre ese ojo y el cerebro no se desarrollen. Esto puede hacer que el ojo permanezca en todo momento desviado y se desarrolle lo que se conoce como ambliopía, u ojo vago.

El estrabismo aparece sobre todo en bebés. Es fácil corregirlo cuando se detecta precozmente. A menudo no es un trastorno que los bebés o los niños puedan superar sin tratamiento, por lo que deberá examinarse y tratarse si es necesario.


eye-treatment

¿Cuál es la causa del estrabismo?

Existen numerosas causas para el estrabismo y parece ser habitual en miembros de una misma familia. En algunos casos puede deberse a una hipermetropía elevada que no ha recibido tratamiento. Un traumatismo craneal significativo también puede causar estrabismo, si afecta a la parte del cerebro que controla los músculos de los ojos.


Signos del estrabismo

El signo más obvio del estrabismo lo encontramos cuando los ojos parecen apuntar en direcciones diferentes. No obstante, hay más signos del estrabismo que pueden observarse, sobre todo en niños, tales como:

  • Los ojos no se mueven al mismo tiempo
  • Puntos de reflexión asimétricos en cada ojo
  • Inclinación de la cabeza hacia un lado
  • Incapacidad para calcular la profundidad
  • Entrecerrar sólo un ojo

Tratamientos del estrabismo


Para mejorar la visión es necesario hacer trabajar a los músculos debilitados del ojo u ojos afectados. Pueden utilizarse varios tratamientos, solos o en combinación, dependiendo del tipo, la gravedad y la causa del estrabismo, entre los que se destacan los siguientes:

  • Anteojos o lentes de contacto: este método puede ayudar a las personas con estrabismo causado por hipermetropía no corregida
  • Medicación inyectada: la inyección, consistente habitualmente en botox, relaja los músculos contraídos en los ojos, facilitando que los ojos enfoquen donde deben.
  • Cirugía: estira y realinea los músculos de los ojos; este método presenta una elevada tasa de éxito, aunque resulta caro y entraña más riesgos que otras opciones.
  • Cubrir el ojo que no presenta signos de estrabismo o penalizar su visión con gotas: este método fortalece al ojo debilitado.
Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.

Fotografía cortesía del National Eye Institute, National Institutes of Health.