Tamaño de texto A - A+

Enfermedades y trastornos oculares

Degeneración macular asociada a la edad
La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es la alteración física de la parte central de la retina, que recibe el nombre de mácula.
Exoftalmos
El exoftalmos, o proptosis, se produce cuando uno o ambos ojos sobresalen de las órbitas oculares debido al espacio que ocupan lesiones como inflamación de los músculos, la grasa y el tejido detrás del ojo. 
Cataratas
Las cataratas son una alteración ocular de tipo degenerativo en la que el cristalino se va volviendo opaco gradualmente y la visión se envuelve en una especie de neblina.
Cataratas en bebés
En casos raros, los niños desarrollan cataratas en los primeros años de vida.
Daltonismo
El daltonismo es una deficiencia en la visión de los colores: las personas afectadas por ella no suelen ver los colores igual que las personas que no la padecen.
Estrabismo
El estrabismo se produce cuando los ojos de una persona no pueden alinearse en el mismo punto al mismo tiempo y parecen estar mal alineados o apuntando en diferentes direcciones.
Edema macular diabético
El edema macular diabético (EMD) está causado por una acumulación de líquido en la mácula. Los pacientes suelen experimentar visión borrosa, que puede ser intensa. 
Cuerpos flotantes y destellos luminosos en el ojo
Los cuerpos flotantes son pequeñas motas o nubes que se mueven a través del campo de visión, especialmente al mirar hacia un fondo liso y brillante, como una pared blanca o un cielo azul sin nubes.
Glaucoma
El glaucoma se produce cuando una acumulación de líquido ejerce presión sobre el nervio óptico y lo daña.
Queratocono
Se produce cuando la córnea, que está situada en la parte anterior del ojo y normalmente tiene forma redondeada, sufre un adelgazamiento y adopta una forma cónica.
Ojo vago
La ambliopía, conocida coloquialmente como "ojo vago", consiste en una visión deficiente en un ojo que no se ha usado adecuadamente durante la primera infancia.
Baja visión
Cuando los anteojos o lentes de contacto normales no consiguen proporcionar una visión nítida, se considera que hay baja visión.
Hipertensión ocular
La hipertensión ocular es un aumento de la presión del ojo por encima del rango considerado normal.
Desprendimiento de retina
Cuando la retina se desprende, la membrana sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo se separa del tejido nervioso que se encuentra bajo ella y deja de recibir el suministro de sangre.
Blefaroespasmo
En ocasiones, el párpado simplemente sufre un espasmo.
Uveítis
La uveítis consiste en la inflamación de la parte interna del ojo, con afectación de una o más de las tres partes del ojo que componen la úvea.