Tamaño de texto A - A+


La ambliopía, conocida coloquialmente como "ojo vago", se produce cuando hay falta de visión en un ojo porque el ojo y el cerebro no trabajan conjuntamente. El cerebro puede empezar a ignorar la imagen del ojo amblíope. La ambliopía suele afectar sólo a un ojo, lo que hace que el ojo amblíope mire en sentido contrario al otro y parezca "perezoso". A menudo se asocia al estrabismo, cuando los ojos parecen apuntar a puntos distintos en lugar de hacerlo a un mismo punto.


¿Cuál es la causa del ojo vago?

El ojo vago puede tener su origen en un estrabismo, en una diferencia entre los dos ojos por miopía o hipermetropía en uno de ellos, así como en otros procesos oculares preexistentes, como cataratas, ptosis (caída del párpado superior) o problemas refractivos. Por lo general, se produce cuando los ojos no trabajan al unísono enviando imágenes idénticas al cerebro. En casos de estrabismo, hay un ojo que se desvía y no enfoca el objeto que se está intentando ver. La tendencia natural del cerebro es ignorar la imagen desenfocada, dejando infrautilizado y débil al ojo que la produce. Con el tiempo, este ojo debilitado puede permanecer desviado, produciéndose el "ojo vago".


Síntomas del ojo vago

La ambliopía se desarrolla pronto, por lo general antes de los 6 años, y sus síntomas pueden no ser siempre evidentes. Cuanto antes se diagnostique y trate, mejor será. Por ello, se recomienda realizar a los niños un examen ocular completo a los seis meses de vida y, después, a los tres años. Entre los síntomas del ojo vago están:

  • Ojos que apuntan en direcciones distintas
  • Uso predominante de un ojo
  • Deterioro de la percepción de la profundidad
  • Deterioro de la visión en un ojo

Tratamiento del ojo vago

Con un diagnóstico y un tratamiento precoz, se puede conseguir mejorar la visión de un ojo vago. Sin embargo, en los casos más graves, un ojo no tratado puede terminar afectado por una ceguera funcional.

Los tratamientos del ojo vago incluyen:

  • Tapar el ojo: este método obliga al ojo más débil a trabajar más, fortaleciendo de forma natural su capacidad para moverse y enfocar
  • Lentes de contacto y anteojos: corrigen la discrepancia entre los ojos por miopía o hipermetropía en uno de ellos
  • Cirugía: realinea los músculos de los ojos

Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.