Tamaño de texto A - A+

Cuerpos extraños / Irritantes oculares

Un cuerpo extraño en el ojo podría ser una partícula de polvo, suciedad u otra sustancia que haya entrado en contacto con el ojo. La mayoría de las veces son tan pequeños que no los notamos y, cuando se introducen en el ojo, son inofensivos y se extraen fácilmente. Sin embargo, dependiendo del tipo y de la profundidad a la que se hayan introducido en el ojo, los cuerpos extraños pueden desencadenar un proceso grave.


¿Cuál es la causa de la presencia de cuerpos extraños?

En la mayoría de los casos, los cuerpos extraños no son más que partículas presentes en la atmósfera que se introducen en el ojo porque no las vemos. Sin embargo, un cuerpo extraño puede introducirse en el ojo por cualquier motivo, incluidos los accidentes o la realización de un trabajo que origina partículas en suspensión sin llevar la protección ocular adecuada.


Tratamiento para la presencia de cuerpos extraños


El tratamiento depende del cuerpo extraño que sea y del grado de contacto que haya tenido con el ojo.

Entre los cuerpos extraños de menor importancia están el polvo, la suciedad o una pestaña, que pueden extraerse fácilmente en casa.

La mejor forma de extraer el cuerpo extraño es aclarar el ojo con una solución de lavado de ojos o, si no dispone de ninguna, con agua corriente. Lo más importante es utilizar una cantidad abundante de agua para asegurarse de eliminar la partícula por completo del ojo.

En caso de cuerpos extraños de mayor tamaño, o de cuerpos extraños que pueden haber penetrado en el ojo, consulte inmediatamente al médico. Si tiene alguna duda sobre la gravedad de la lesión, acuda a un profesional del cuidado de la visión.

Algunos tratamientos médicos para el daño causado por objetos extraños incluyen medicamentos tópicos, atención urgente para determinar el tratamiento apropiado de una lesión causada por objetos extraños o cirugía (en el caso de objetos que hayan penetrado en el ojo o hayan causado una lesión).
Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.