Tamaño de texto A - A+

La fatiga ocular no es una enfermedad ni requiere tratamiento médico, pero es bueno saber cómo prevenirla.


¿Cuál es la causa de la fatiga ocular?

La fatiga ocular puede producirse por diversas actividades. Entre las más frecuentes están el hecho de trabajar en la computadora demasiado tiempo, malas condiciones de iluminación, conducir durante períodos prolongados, leer demasiadas horas seguidas o cualquier otra actividad que pueda requerir que los ojos mantengan un enfoque intensivo durante largos períodos de tiempo.


Síntomas de la fatiga ocular

Entre los síntomas y signos frecuentes de la fatiga ocular están:

  • Dolor de los ojos
  • Ojo seco
  • Ojos llorosos
  • Dolor de cuello, hombros y espalda
  • Cansancio generalizado
  • Sensación de pesadez en los ojos

Tratamientos de la fatiga ocular

La fatiga ocular es, ante todo, una molestia. Hay algunas formas de prevenirla aunque, si no funcionan, puede ser aconsejable que consulte con un profesional del cuidado de la salud ocular. A veces, hay una causa médica subyacente que requiere tratamiento adicional.

Algunas medidas habituales que pueden reducir los efectos de la fatiga ocular son:

  • Comprobar la iluminación: un contraste elevado provocará mayor tensión en los ojos; por eso, cuando lea, vea la televisión o trabaje en la computadora, asegúrese de que la luz de la habitación se distribuya uniformemente para que los ojos no tengan que esforzarse mucho.
  • Descanse de vez en cuando: haga pausas breves cuando esté utilizando la visión de cerca en sus tareas, ya sea porque esté trabajando en una computadora, leyendo o cosiendo.
  • Asegúrese de que la graduación de sus anteojos o lentes de contacto es correcta: la graduación del ojo experimenta cambios naturales con el tiempo.
Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.

Productos relacionados