Tamaño de texto A - A+

Irritación del párpado

La irritación del párpado o blefaritis es un trastorno frecuente en el que los párpados enrojecen, se inflaman y acumulan depósitos en torno a sus bordes. Afortunadamente no supone una amenaza para la visión, aunque es molesto y, a veces, antiestético.


¿Cuál es la causa de la inflamación del párpado?

Hay dos tipos de inflamación del párpado, con causas distintas en cada caso:

La blefaritis anterior afecta a la parte externa del párpado (la zona donde están las pestañas) y suele estar causada por bacterias, procedentes tanto del pelo como de las cejas.

La blefaritis posterior afecta a la parte interna del párpado y se debe a una producción excesiva de aceite por las glándulas próximas a las pestañas.


Síntomas de la inflamación del párpado

La blefaritis debe ser diagnosticada por un profesional del cuidado de la salud ocular mediante un examen detenido de los ojos para determinar las causas. Estos son algunos de sus síntomas más frecuentes:

  • Enrojecimiento ocular
  • Inflamación ocular
  • Formación de costras o escamas
  • Lagrimeo excesivo o picazón
  • Irritación leve
  • Sensación de tener objetos extraños en los ojos
  • Ojo seco

Tratamiento de la inflamación del párpado

En muchos casos, el profesional de la salud ocular puede recomendar limpiadores de párpados y compresas calientes. Si los síntomas no mejoran, evaluará las causas de la inflamación.

Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.