Tamaño de texto A - A+

Molestias ocasionadas por las lentes de contacto

Por lo general, las lentes de contacto blandas son cómodas desde el primer momento en que empiezan a usarse. Sin embargo, ocasionalmente pueden provocar molestias, que suelen desaparecer fácilmente.


inserting-contact-lens

¿Cuál es la causa de las molestias originadas por las lentes de contacto?

Las lentes de contacto pueden ocasionar molestias por diversas razones. Para que funcionen del modo en que se supone que deben hacerlo, es importante cuidarlas correctamente, siguiendo el calendario de mantenimiento y sustitución indicado por el profesional de la salud visual. A continuación, le ofrecemos unas pautas que le ayudarán a mantener sus ojos sanos y un cómodo uso de las lentes de contacto.

Debe saber que pueden aparecer los siguientes problemas:

  • Escozor, ardor, picazón, irritación o dolor de ojos
  • Disminución en el confort en el uso de las lentes de contacto
  • Sensación de tener algo en el ojo (cuerpo extraño, aspereza)
  • Lagrimeo excesivo
  • Secreciones oculares poco frecuentes
  • Enrojecimiento
  • Pérdida de nitidez de la visión (escasa agudeza visual)
  • Visión borrosa, arcos o halos alrededor de los objetos
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Ojo seco

Si observa alguno de los síntomas anteriores:

Quítese inmediatamente las lentes.

Si las molestias o el problema desaparecen, examine detenidamente la lente. Si observa algún daño en ella, no se la vuelva a poner. Coloque la lente en su estuche y póngase en contacto con su profesional del cuidado de la visión. Si la lente tiene suciedad, una pestaña u otro cuerpo extraño en ella, o si el problema desaparece y la lente parece no tener daño alguno, deberá limpiarla, enjuagarla y desinfectarla bien y, después, volver a ponérsela. Cuando vuelva a ponerse las lentes, si el problema persiste, deberá quitárselas de inmediato y consultar con un profesional del cuidado de la visión.

Si experimenta alguno de los problemas anteriores, puede que sufra un proceso grave, como una queratitis, infección, una úlcera corneal, neovascularización o iritis. No se ponga las lentes de contacto y consulte inmediatamente a un profesional para que identifique el problema y le proporcione un tratamiento para evitar un daño ocular grave.

Asegúrese de seguir las recomendaciones del fabricante, limpiando las lentes después de cada uso y sustituyéndolas según el calendario que le haya indicado el profesional del cuidado de la visión. Es la mejor forma de garantizar la comodidad con las lentes y la salud de sus ojos.


Mala adaptación

Cada ojo tiene un tamaño y una forma exclusivos y las lentes de contacto deben adaptarse a estas particularidades. El profesional del cuidado de la visión realiza una serie de mediciones para asegurarse de que la adaptación de la lente de contacto sea aceptable; sin embargo, a veces la adaptación puede no ser completa.

Síntomas: sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo, ligero dolor o irritación, enrojecimiento, fluctuaciones en la visión.

Tratamiento: informe al profesional del cuidado de la visión, quien le realizará un nuevo examen ocular para seleccionar una lente con la que consiga una mejor adaptación. Esto es importante, ya que la mala adaptación de las lentes de contacto puede causar abrasiones en la superficie de la córnea.


Ojo seco asociado a lentes de contacto

Las personas con ojo seco pueden no producir suficientes lágrimas para mantener los ojos húmedos y lubricados, lo que les provoca molestias cuando usan lentes de contacto. El ojo seco puede ser un proceso inherente (asociado a diversas patologías) o adquirido (ligado a factores de riesgo tales como el tabaquismo, el uso de computadoras, la cafeína o ciertos medicamentos, entre otros).

Síntomas: ojo cansado, sequedad de los ojos y molestias.

Tratamientos: consulte a su profesional de la salud visual, quien podrá asesorarlo con el tratamiento adecuado a su patología. Recuerde que es importante usar productos compatibles con el uso de lentes de contacto.


Alérgenos ambientales

Los ojos pueden irritarse cuando hay grandes cantidades de alérgenos ambientales, como polvo o epitelios de animales. Estos alérgenos pueden adherirse a la superficie de las lentes y provocar irritación.

Síntomas: enrojecimiento, irritación, sequedad.

Tratamientos: la limpieza frecuente de las lentes es esencial para eliminar cualquier acumulación de depósitos en ellas. Si sus ojos se ven afectados por alergias estacionales, asegúrese de quitarse las lentes de contacto antes de utilizar un colirio que esté especialmente indicado para su uso con lentes de contacto y espere entre 15 y 20 minutos antes de volver a colocárselas.


Enfermedades subyacentes


Es posible que, si tiene irritación en los ojos, no se deba en modo alguno a las lentes de contacto. Si los ojos se le enrojecen, se le hinchan o presentan secreción, deberá ponerse en contacto inmediatamente con un profesional del cuidado de la visión. Sus síntomas pueden deberse a una infección o a una enfermedad subyacente, que deberá diagnosticarse y tratarse lo antes posible. No use lentes de contacto si padece alguna infección ocular o si utiliza ciertos medicamentos oftalmológicos tópicos.

Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.

Productos relacionados