Tamaño de texto A - A+

Síndrome de la computadora

El síndrome de la computadora se refiere a la tensión en los ojos provocada por el uso de computadoras durante períodos de tiempo prolongados. Es un trastorno temporal que suele desaparecer por sí solo; no obstante, las molestias que provoca pueden minimizarse adoptando unas medidas sencillas.


¿Cuál es la causa del síndrome de la computadora?


Hay diversos factores que determinan la tensión que siente el organismo mientras se trabaja frente a una computadora, tales como la iluminación de la habitación, la distancia hasta la pantalla y el brillo de la misma, o la postura y el ángulo de la cabeza mientras se está sentado, por no mencionar problemas de visión previos. Todos estos factores pueden combinarse para provocar una molesta tensión en los ojos.




Síntomas del síndrome de la computadora


Los profesionales del cuidado de la visión podrán diagnosticarle el síndrome de la computadora mediante un examen ocular, prestando especial atención al modo en que el ojo actúa y responde en función de la distancia a la pantalla.


Es probable que usted haya experimentado alguna vez al menos uno de los síntomas habituales del síndrome de la computadora, que incluyen:

  • Fatiga visual
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Ojo seco
  • Dolor de cuello y hombros

Estos síntomas pueden estar causados por otros factores, tales como necesidades visuales no corregidas, deslumbramiento, mala iluminación, postura incorrecta, etc.


Tratamiento del síndrome de la computadora


Usted puede reducir, e incluso prevenir, los efectos del síndrome de la computadora adoptando estas sencillas medidas:

  • Asegúrese de que la iluminación de la habitación resulte cómoda para los ojos, de manera que no tenga que mantener la vista fija en una pantalla que le deslumbre
  • Coloque el monitor de forma que la cabeza quede en una posición naturalmente cómoda mientras trabaja
  • Descanse de vez en cuando. Unos minutos lejos de la pantalla pueden ayudar a sus ojos
  • Asegúrese de que su silla sea cómoda. Una silla con soporte para el cuello y la espalda le ayudará a evitar la tensión en cuello y hombros, que suele asociarse al síndrome de la computadora
Los textos anteriores tienen un objeto sólo informativo. Siempre consulte a su profesional de la salud visual.

Productos relacionados