Tamaño de texto A - A+

Los ojos de los mayores

¡Por fin hay tiempo para enfocarse en uno mismo! Tiempo para leer un libro, jugar unos hoyos de golf y seguir disfrutando de su buena visión. Es un hecho que su vista va a cambiar a medida que envejece -a veces significativamente-, pero esto no tiene por qué comprometer su estilo de vida. 

Hacerse exámenes oculares con regularidad es cada vez más importante. Asegúrese de visitar a su oftalmólogo periódicamente e infórmese sobre potenciales problemas oculares. Al estar bien informado, usted podrá reconocer algunos signos y posiblemente curar o retrasar una enfermedad que amenace su vista.  

Algunosenior-with-babys problemas de salud en otras partes del cuerpo también pueden afectar su vista; tal es el caso de la diabetes y la alta presión sanguínea. Cuando visite a su oftalmólogo, infórmelo sobre sus actuales problemas de salud y el historial de enfermedades en su familia.

Cuanto más sepa su oftalmólogo, estará usted mejor protegido contra una potencial pérdida de la vista. Para prolongar la salud visual resulta fundamental realizar ejercicio, mantener una buena dieta y descansar. El ejercicio favorece la circulación sanguínea, mejorando así los niveles de oxígeno que llegan a los ojos y la remoción de toxinas. Asegúrese de comer alimentos ricos en antioxidantes y de descansar bastante. Hay estudios que demuestran que los antioxidantes minerales y otras vitaminas pueden ayudar a combatir a los radicales libres y a menguar o prevenir enfermedades relacionadas. Un radical libre es una molécula extremadamente inestable y, por lo tanto, con gran poder reactivo. Estos radicales pueden dañar algunas células oculares, y esto puede llevar a serios problemas en la vista, tales como cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.